benefici-fascia-e-marsupio-porta-bebè-ergonomici.jpg

differenze-supporti-ergonomici-e-non.jpg

La práctica de llevar a los niños en contacto con el propio cuerpo hunde sus raíces en la sabiduría de las culturas antiguas. La comodidad de llevar al niño en total seguridad, permitiendo el desarollo de los quehaceres cotidianos de manera fácil, se convierte en un beneficio práctico aun hoy en día. El redescubrimiento de esta práctica es también una ocasión para encontrar de nuevo un contacto auténtico con sus propios hijos, de la manera más natural, como en un abrazo caluroso. La utilización de los porta bebés BabyMonkey procura numerosos beneficios tanto para el niño como para sus padres.

La postura correcta

Para la posición fisiológica del bebé es necesario llevarlo en el porta bebés con las piernas levemente abiertas, las rodillas más elevadas con respecto a sus nalgas, formando idealmente una “M”. Así, la columna vertebral y el cuello del niño adoptan una posición naturalmente curvada que reparte el peso sobre la cavidad pélvica, óptimal para la postura correcta. El porta bebés BabyMonkey ofrece una sujeción óptimal, indispensable para la postura correcta del niño.

Dulce sensación de seguridad

Llevar al niño en un porta bebés lo ayudará a descubrir el mundo en total seguridad. La cercanía con el cuerpo de sus padres, el calor, el sonido del latido del corazón, crean un ambiente acogedor donde el pequeño se sentirá tranquilo y seguro: eso le permitirá coger mejor todos los estímulos de su nueva cotidianidad. Cuando se sienta cansado, no tendrá que hacer más que cerrar los ojos y dejarse llevar al sueño más dulce que exista: cerca de ti.

Contacto padres- niño

Los porta bebés BabyMonkey ofrecen la oportunidad de crear un contacto especial entre la madre o el padre y su pequeño. La cercanía, el confort y el sustento afectivo convierten el momento en que se lleva al propio niño en un momento único de verdaderos mimos para ambos.

Comodidad

Llevar al niño en un porta bebés permite tenerlo cerca por mucho tiempo, sin cansar la espalda, los costados y los brazos. El portabebé, en efecto, si utilizado de manera correcta es un sostén totalmente ergonómico ya que permite descargar el peso del niño de manera uniforme sobre el cuerpo de la persona que lo está llevando. Con los porta bebés BabyMonkey el niño estará siempre cercano en total seguridad, y mientras tanto se podrá practicar todas las actividades cotidianas en total libertad.

Pasear sin límites

Los porta bebés BabyMonkey no estorban, se pueden llevar por todas partes y permiten irse a lugares de difícil acceso con un cochecito. Escaleras, puertas, transportes públicos, playas, senderos... con un porta bebés BabyMonkey ya no representan un problema!