Guía de tallas

La elección de la talla depende principalmente de las ataduras que se quieren hacer y de la constitución del portador. Generalmente se prefiere la talla 6, puesto que permite efectúar la mayoría de las ataduras y ofrece una buena portabilidad en diversas corpulencias.

¿Cómo elegir el fular?

Todos los fulares BabyMonkey se pueden usar desde los primeros días de vida del niño; no obstante hay pequeñas cautelas que hacen que un fular es más adaptado que otro.

En seguida algunas indicaciones que ayudan en el momento de elegir un fular, la edad indicada es aproximativa, puesto que cada mamá tendría que autoregularse tanto en función de sus condiciones y necesidades como de las de su pequeño.

Primer año de vida

En los primeros años de vida, se pueden elegir dos tipos de fulares que permiten la posición vientre contra vientre, ideal para la lactancia de los recién nacidos:

- El fular rígido largo, con varias capas de tela que envuelven, es preferida porque ofrece una sujeción mayor.

- La bandolera se adapta a los que buscan la comodidad, ya que es simple y rápida de poner.

 

Después del primer año

Conforme van creciendo los niños, van creciendo también sus ganas de explorar y de moverse con autonomía; sin embargo, en los desplazamientos un poco más largos, o cuando vuestro pequeño se cansa , o necesita ser mimado, los fulares BabyMonkey pueden ayudar garantizando sujeción, portabilidad y una óptima repartición de peso.

Los fulares largos rígidos están indicados en particular por la sujeción que ofrecen y la posibilidad de elegir entre diversas ataduras.

Los fulares cortos y las bandoleras gustan mucho porque son rápidos de poner, y sobretodo porque  facilitan el “sube y baja” del niño.

Tejidos

Se prefieren los tejidos de algodón, de fácil cuidado, para el recién nacido puesto que son más suaves y fluídos.

Los tejidos de lino-algodón, que ofrecen una mayor sujeción sin perder suavidad ni frescura, se usan tradizionalmente para niños de mayor peso.

Los fulares de lana son perfectos para la estación invernal, os procuran más calor a ti y a tu pequeño.